¿Cómo usar mejores métodos de estudio?

EL HERALDO

GUÍA EDUCATIVA

¿Cómo usar mejores métodos de estudio?

Sumario: 

En el cerebro se originan todas las formas de estudio. Ejercitarlo a través de los juegos de memoria y dormir bien son sólo algunas de las recomendaciones.

Por:
Autor: 
Luz Nelly Galé
fecha: 
Miércoles, Noviembre 23, 2016 - 11:00

A pesar que existen diversas formas de aprendizaje, el más común dentro de los salones de clase es aprender “de memoria”. Esta técnica es una de  las más simples y conocidas; consiste en repetir información verbal una y otra vez con el fin de almacenar en la memoria patrones de sonidos. Y aunque el aprendizaje de memoria se ha utilizado en entornos educativos en todas las épocas y culturas, su papel ha sido polémico debido a la preocupación de que se aprenda algo de memoria sin comprender su significado.
La neuropsicóloga experta en procesos cognitivos y profesora de la Universidad Tecnológica de Bolívar, Karol Gutiérrez Ruiz, aclara que la memorización es eficaz cuando se están aprendiendo términos técnicos nuevos, sin embargo, para que haya un aprendizaje efectivo de nada sirve memorizar y acumular una gran cantidad de información que al cabo de un tiempo se perderá en la complejidad de nuestro cerebro, ya que es necesario también desarrollar la capacidad para recuperar esa información que será útil en una situación específica de la vida. 
De esta forma, un estudiante que implemente esta técnica va a necesitar tener a la mano algún tipo de ayuda escrita o visual para poder recordar y acceder a la información almacenada, lo cual supone un problema ya que podría ocurrir que si olvida una pequeña parte de lo que estudió es probable que pueda olvidar lo que sigue despúes. 

La buena noticia es que las neurociencias han aportado nuevos datos sobre métodos de aprendizaje que van más allá de la memorización.

De acuerdo con la experta en  procesos cognitivos, las ayudas visuales o visualización implican que el estudiante tenga que “ver con la imaginación” y se utiliza con frecuencia como herramienta de ayuda al aprendizaje en personas cuya memoria verbal está deteriorada.
Es el caso de las personas con amnesia, para quienes se han desarrollado técnicas de aprendizaje en donde se les enseña a conectar información verbal mediante historias formadas por imágenes.
Ahora bien, si una imagen causa impacto o tiene un componente emocional el aprendizaje será más fácil para él gracias a la capacidad del cerebro de rescatar la información. De allí la importancia de que el contenido de estudio sea significativo para el estudiante, que despierte en él curiosidad y le permita experimentar, todo esto tiene que ver con las emociones.
No obstante, Gutiérrez afirma que la imitación es un importante dispositivo de aprendizaje. Esta técnica consiste en observar cómo los demás hacen cosas y luego intentar hacer lo mismo. “La capacidad de imitar está presente en los humanos desde los primeros días de vida y tiene un valor adaptativo. El cerebro refleja lo que ve, de manera que al observar una acción el cerebro ya está preparado para imitarla. De allí que el aprendizaje mediante procedimientos, experimentación guiada, etc., sea un buen método de aprendizaje cuando va de la mano de la creatividad”, explica.

La efectividad depende de cada uno 

Factores como la disciplina y la motivación por el área de estudio son importantes a la hora de determinar si un método es efectivo o no, ya que no todos los estudiantes son iguales.
Lo mismo sucede con sus hábitos de estudio. Lo único cierto es que la memorización no es la mejor forma de aprender, es por esto que si eres de las personas que estudian así se recomienda usar un método diferente. Por otro lado, realizar actividad física regularmente, alimentarse bien, tomar mucha agua y dormir entre 7 y 8 horas, son condiciones que ayudan a mejorar la capacidad de aprendizaje.
La experta aconseja
Para aprender, la neuropsicóloga Karol Gutiérrez advierte que, es necesario organizarse y leer comprensivamente. Cuando sea posible, se debe sintetizar la información haciendo esquemas con las ideas principales, y establecer relaciones entre la nueva información y aquella que ha sido previamente aprendida. Para esto las herramientas de visualización pueden ayudar; esto ayuda a fijar la información para finalmente poder recuperarla. Tengan presente que en las área de  conocimiento como las matemáticas puede ser muy útil la práctica, en áreas de ciencias biológicas la observación, organización de la información mediante esquemas o mapas conceptuales, la experimentación y la repetición (memorización); en las ciencias sociales la observación, reflexión y análisis, y organización de la información para su asociación, lo que facilita la memorización comprensiva; y en el aprendizaje de idiomas, la memorización (que puede facilitarse mediante la visualización) y la práctica son fundamentales. 

Compartir: Facebook Twitter

UNIVERSIDADES

LO MÁS LEÍDO

Por:
Autor: 
Luz Nelly Galé
fecha: 
Miércoles, Noviembre 23, 2016 - 11:00
Compartir: Facebook Twitter

A pesar que existen diversas formas de aprendizaje, el más común dentro de los salones de clase es aprender “de memoria”. Esta técnica es una de  las más simples y conocidas; consiste en repetir información verbal una y otra vez con el fin de almacenar en la memoria patrones de sonidos. Y aunque el aprendizaje de memoria se ha utilizado en entornos educativos en todas las épocas y culturas, su papel ha sido polémico debido a la preocupación de que se aprenda algo de memoria sin comprender su significado.
La neuropsicóloga experta en procesos cognitivos y profesora de la Universidad Tecnológica de Bolívar, Karol Gutiérrez Ruiz, aclara que la memorización es eficaz cuando se están aprendiendo términos técnicos nuevos, sin embargo, para que haya un aprendizaje efectivo de nada sirve memorizar y acumular una gran cantidad de información que al cabo de un tiempo se perderá en la complejidad de nuestro cerebro, ya que es necesario también desarrollar la capacidad para recuperar esa información que será útil en una situación específica de la vida. 
De esta forma, un estudiante que implemente esta técnica va a necesitar tener a la mano algún tipo de ayuda escrita o visual para poder recordar y acceder a la información almacenada, lo cual supone un problema ya que podría ocurrir que si olvida una pequeña parte de lo que estudió es probable que pueda olvidar lo que sigue despúes. 

La buena noticia es que las neurociencias han aportado nuevos datos sobre métodos de aprendizaje que van más allá de la memorización.

De acuerdo con la experta en  procesos cognitivos, las ayudas visuales o visualización implican que el estudiante tenga que “ver con la imaginación” y se utiliza con frecuencia como herramienta de ayuda al aprendizaje en personas cuya memoria verbal está deteriorada.
Es el caso de las personas con amnesia, para quienes se han desarrollado técnicas de aprendizaje en donde se les enseña a conectar información verbal mediante historias formadas por imágenes.
Ahora bien, si una imagen causa impacto o tiene un componente emocional el aprendizaje será más fácil para él gracias a la capacidad del cerebro de rescatar la información. De allí la importancia de que el contenido de estudio sea significativo para el estudiante, que despierte en él curiosidad y le permita experimentar, todo esto tiene que ver con las emociones.
No obstante, Gutiérrez afirma que la imitación es un importante dispositivo de aprendizaje. Esta técnica consiste en observar cómo los demás hacen cosas y luego intentar hacer lo mismo. “La capacidad de imitar está presente en los humanos desde los primeros días de vida y tiene un valor adaptativo. El cerebro refleja lo que ve, de manera que al observar una acción el cerebro ya está preparado para imitarla. De allí que el aprendizaje mediante procedimientos, experimentación guiada, etc., sea un buen método de aprendizaje cuando va de la mano de la creatividad”, explica.

La efectividad depende de cada uno 

Factores como la disciplina y la motivación por el área de estudio son importantes a la hora de determinar si un método es efectivo o no, ya que no todos los estudiantes son iguales.
Lo mismo sucede con sus hábitos de estudio. Lo único cierto es que la memorización no es la mejor forma de aprender, es por esto que si eres de las personas que estudian así se recomienda usar un método diferente. Por otro lado, realizar actividad física regularmente, alimentarse bien, tomar mucha agua y dormir entre 7 y 8 horas, son condiciones que ayudan a mejorar la capacidad de aprendizaje.
La experta aconseja
Para aprender, la neuropsicóloga Karol Gutiérrez advierte que, es necesario organizarse y leer comprensivamente. Cuando sea posible, se debe sintetizar la información haciendo esquemas con las ideas principales, y establecer relaciones entre la nueva información y aquella que ha sido previamente aprendida. Para esto las herramientas de visualización pueden ayudar; esto ayuda a fijar la información para finalmente poder recuperarla. Tengan presente que en las área de  conocimiento como las matemáticas puede ser muy útil la práctica, en áreas de ciencias biológicas la observación, organización de la información mediante esquemas o mapas conceptuales, la experimentación y la repetición (memorización); en las ciencias sociales la observación, reflexión y análisis, y organización de la información para su asociación, lo que facilita la memorización comprensiva; y en el aprendizaje de idiomas, la memorización (que puede facilitarse mediante la visualización) y la práctica son fundamentales.