La educación se vive en todo momento y lugar

EL HERALDO

GUÍA EDUCATIVA

La educación se vive en todo momento y lugar

Shutterstock
Sumario: 

Estudiar y trabajar al mismo tiempo, además de disciplina, involucra entender que se tiene un triple compromiso con la familia, la empresa y la universidad.

Por:
Autor: 
Angélica Cano
fecha: 
Miércoles, Noviembre 23, 2016 - 10:00

La decisión de estudiar y trabajar al mismo tiempo, más que un sacrificio, es un reto que implica distribuir bien el tiempo entre la familia, la empresa y la universidad.
Según Giovanny Cardona Montoya, gerente de Investigaciones de la Institución de Educación Superior, IES Ceipa, esta medida exige un compromiso, que conlleva a negociar con los seres queridos, los jefes y los compañeros de trabajo. 
“Esta concertación implica que familia y empresa se conviertan en respaldo para nuestro reto. Si ellos no comparten nuestra visión de futuro como estudiantes y no aceptan apoyarnos emocional y materialmente, el propósito de estudiar será un fracaso”, recalca.
En el plano personal, el también economista precisa que, involucra entender que se tiene un triple compromiso -familia, empresa, universidad-, por lo que resalta “exige disciplina y orden para poder cumplir los propósitos de formación, sin alterar el equilibrio que todo ser humano requiere en su vida”. 
A la hora de elaborar la oferta educativa, para el Doctor en Ciencias Pedagógicas, muchas universidades no tienen en cuenta al estudiante que labora.
Sin embargo, existe un auge de horarios nocturnos, de fines de semana y la educación virtual. 
“Estas modalidades buscan reducir las barreras de tiempo y distancia para que las personas que laboran puedan estudiar”, dice.
Cardona, además de asegurar que, cada vez más estudiantes buscan la alternativa de virtualidad, enfatiza  que muchas facultades del área económico-administrativa tienen la opción de jornada nocturna. 
“En la educación virtual se destacan los modelos asincrónicos, que requieren de un campus virtual rico en contenidos, materiales y recursos para el autoaprendizaje, mientras que el aprendizaje colaborativo se logra por medio de trabajos en equipo y comunicación asincrónica
con sus docentes: correos, debates y retroalimentación de trabajos y tareas”, explica el catedrático.

Recomendaciones

• Convierta su vida laboral en objeto de estudio, trate de acercar sus tareas y trabajos académicos a problemas o situaciones relacionados con la empresa o la industria en la que se desenvuelve. Es decir, presentar un trabajo que se relacione con la vida laboral le puede servir al estudiante y a la empresa en la que trabaja. Se optimiza el tiempo y se eleva el impacto en términos de aprendizaje y aplicación.
• Optimice los canales de comunicación. Las bibliotecas virtuales, los trabajos en equipo e incluso los materiales y documentos que sugiere el docente, pueden ser aprovechados desde Internet. Leer un documento o repasar un material se puede hacer a través de redes sociales, páginas web o cualquier otro canal.

LIMITACIONES

En cuanto a los programas de jornada diurna, en algunas universidades, según el gerente de Investigaciones de Ceipa, el problema es la falta de flexibilidad y las restricciones de tiempo para quienes debe cumplir un calendario laboral. Concluye que “algunas facultades
del área administrativa organizan la jornada diurna, solo en la mañana, de tal modo que los emprendedores, los trabajadores independientes y algunos empleados, logran combinar su estudio con media jornada laboral”. 
COMP ROMISO
Para Teresa González De la Torre, psicóloga del Bienestar Institucional de la Universidad Autónoma del Caribe, las personas que se deciden por estas dos opciones, no deben abstenerse de nada que no sea literalmente “perder el tiempo”. 
Explica que “todo es cuestión de actitud”. 
Como especialista en psicología clínica considera que dependiendo de la forma como el estudiante asuma ambas responsabilidades, los efectos serán positivos o negativos. 
“Podrá sentirse más seguro de sí mismo, mejorar su autoestima, su autoconcepto y su autoeficacia; o por el contrario, podrá sentirse como alguien sacrificado sin mayores oportunidades”, deduce la experta. 
González destaca que todas las dimensiones de una persona, tanto física, como emocional y espiritual, necesitan ser tenidas en cuenta. Lo anterior, haciendo referencia a una rutina diaria de ejercicios y alimentación saludable; a cultivar la expresión adecuada de afecto a sus
seres queridos y hasta momentos de paz interior, dependiendo de las creencias religiosas. 
Aclara que “pueden llevar su vida igual que cualquier otra, siempre y cuando organicen su tiempo”.  Concluye que estudiar y trabajar a la vez solo requiere de organizar de mejor manera el tiempo para distribuir adecuadamente los momentos dedicados al trabajo y al estudio.

Hay que reconocer que surge un tercer eje que exige de nuestro compromiso y que ello conlleva a negociar con familia, jefes y compañeros de trabajo.
GIOVANNY CARDONA MONTO YA
Gerente de Investigaciones - Ceipa

Estudiar y trabajar al mismo tiempo requiere del estudiante establecer prioridades para cumplir, de manera idónea, con ambos compromisos. 
TERESA GONZÁLEZ DE La TO RRE
Bienestar Universitario Uniautónoma

Compartir: Facebook Twitter

UNIVERSIDADES

LO MÁS LEÍDO

Por:
Autor: 
Angélica Cano
fecha: 
Miércoles, Noviembre 23, 2016 - 10:00
Compartir: Facebook Twitter

La decisión de estudiar y trabajar al mismo tiempo, más que un sacrificio, es un reto que implica distribuir bien el tiempo entre la familia, la empresa y la universidad.
Según Giovanny Cardona Montoya, gerente de Investigaciones de la Institución de Educación Superior, IES Ceipa, esta medida exige un compromiso, que conlleva a negociar con los seres queridos, los jefes y los compañeros de trabajo. 
“Esta concertación implica que familia y empresa se conviertan en respaldo para nuestro reto. Si ellos no comparten nuestra visión de futuro como estudiantes y no aceptan apoyarnos emocional y materialmente, el propósito de estudiar será un fracaso”, recalca.
En el plano personal, el también economista precisa que, involucra entender que se tiene un triple compromiso -familia, empresa, universidad-, por lo que resalta “exige disciplina y orden para poder cumplir los propósitos de formación, sin alterar el equilibrio que todo ser humano requiere en su vida”. 
A la hora de elaborar la oferta educativa, para el Doctor en Ciencias Pedagógicas, muchas universidades no tienen en cuenta al estudiante que labora.
Sin embargo, existe un auge de horarios nocturnos, de fines de semana y la educación virtual. 
“Estas modalidades buscan reducir las barreras de tiempo y distancia para que las personas que laboran puedan estudiar”, dice.
Cardona, además de asegurar que, cada vez más estudiantes buscan la alternativa de virtualidad, enfatiza  que muchas facultades del área económico-administrativa tienen la opción de jornada nocturna. 
“En la educación virtual se destacan los modelos asincrónicos, que requieren de un campus virtual rico en contenidos, materiales y recursos para el autoaprendizaje, mientras que el aprendizaje colaborativo se logra por medio de trabajos en equipo y comunicación asincrónica
con sus docentes: correos, debates y retroalimentación de trabajos y tareas”, explica el catedrático.

Recomendaciones

• Convierta su vida laboral en objeto de estudio, trate de acercar sus tareas y trabajos académicos a problemas o situaciones relacionados con la empresa o la industria en la que se desenvuelve. Es decir, presentar un trabajo que se relacione con la vida laboral le puede servir al estudiante y a la empresa en la que trabaja. Se optimiza el tiempo y se eleva el impacto en términos de aprendizaje y aplicación.
• Optimice los canales de comunicación. Las bibliotecas virtuales, los trabajos en equipo e incluso los materiales y documentos que sugiere el docente, pueden ser aprovechados desde Internet. Leer un documento o repasar un material se puede hacer a través de redes sociales, páginas web o cualquier otro canal.

LIMITACIONES

En cuanto a los programas de jornada diurna, en algunas universidades, según el gerente de Investigaciones de Ceipa, el problema es la falta de flexibilidad y las restricciones de tiempo para quienes debe cumplir un calendario laboral. Concluye que “algunas facultades
del área administrativa organizan la jornada diurna, solo en la mañana, de tal modo que los emprendedores, los trabajadores independientes y algunos empleados, logran combinar su estudio con media jornada laboral”. 
COMP ROMISO
Para Teresa González De la Torre, psicóloga del Bienestar Institucional de la Universidad Autónoma del Caribe, las personas que se deciden por estas dos opciones, no deben abstenerse de nada que no sea literalmente “perder el tiempo”. 
Explica que “todo es cuestión de actitud”. 
Como especialista en psicología clínica considera que dependiendo de la forma como el estudiante asuma ambas responsabilidades, los efectos serán positivos o negativos. 
“Podrá sentirse más seguro de sí mismo, mejorar su autoestima, su autoconcepto y su autoeficacia; o por el contrario, podrá sentirse como alguien sacrificado sin mayores oportunidades”, deduce la experta. 
González destaca que todas las dimensiones de una persona, tanto física, como emocional y espiritual, necesitan ser tenidas en cuenta. Lo anterior, haciendo referencia a una rutina diaria de ejercicios y alimentación saludable; a cultivar la expresión adecuada de afecto a sus
seres queridos y hasta momentos de paz interior, dependiendo de las creencias religiosas. 
Aclara que “pueden llevar su vida igual que cualquier otra, siempre y cuando organicen su tiempo”.  Concluye que estudiar y trabajar a la vez solo requiere de organizar de mejor manera el tiempo para distribuir adecuadamente los momentos dedicados al trabajo y al estudio.

Hay que reconocer que surge un tercer eje que exige de nuestro compromiso y que ello conlleva a negociar con familia, jefes y compañeros de trabajo.
GIOVANNY CARDONA MONTO YA
Gerente de Investigaciones - Ceipa

Estudiar y trabajar al mismo tiempo requiere del estudiante establecer prioridades para cumplir, de manera idónea, con ambos compromisos. 
TERESA GONZÁLEZ DE La TO RRE
Bienestar Universitario Uniautónoma